Ahora viene Australia, el domingo. Pero eso ya no importa. Otra vez Argentina se metió en la historia grande. Algo que no pudieron lograr grandes seleccionados como Francia, Irlanda, Escocia o Gales. Los Pumas se metieron entre los cuatro mejores del Mundial de Rugby 2015 y no es casualidad que todos los equipos de la semifinal sean del hemisferio sur.  Por primera vez en la historia de un mundial, un hemisferio tiene tanta preponderancia sobre otro.  Y esto se debe gracias al crecimiento exponencial que realizaron Los Pumas desde que juegan el Rugby Championship, ya que Sudáfrica, Nueva Zelanda y Australia siempre llegaron a las instancias finales.

Pero Los Pumas, ganen o pierdan el domingo que viene frente Australia, ya hicieron historia en este mundial. Los Pumas despiertan pasiones entre los argentinos. Los fanáticos esperan con entusiasmo cada partido de la selección de rugby. Este es un equipo que enamora, emociona y provoca euforia. No importa que ganen o pierdan, Los Pumas siempre generan ese no se qué, que nos hace apoyarlos y emocionarnos hasta las lágrimas. Todavía, el grito y la garra Puma sigue presente en tierras Británicas.