En picada: La imagen negativa de Alberto Fernández supera el 56%

196

La imagen positiva de Alberto Fernández viene en caída libre y como contra partida, la imagen negativa viene en alza. Cuando se desató la pandemia, las decisiones del presidente tuvieron una alta aceptación por parte de la población, sin embargo, el hartazgo a la cuarentena y la crisis social y económica que atraviesan el país comenzaron a limar la figura presidencial.

Al inicio de la pandemia por el coronavirus, según un informa de la consultora Synopsis, Alberto Fernández tuvo un pico de imagen positiva que llegó al 69,2% y una negativa del 28,8%. Con el tiempo, la figura presidencial comenzó en picada y la imagen negativa terminó superando a la positiva. Hoy, el presidente tiene un 56,1% de imagen negativa y un 41,1% de positiva.

200917-ESCENARIO-POLÍTICO

El informe reveló que en los últimos seis meses, desde el comienzo del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio,  la caída de la imagen positiva del presidente Alberto Fernández alcanzó niveles estrepitosos. “Fines de marzo, en el mejor momento del presidente, teníamos una imagen positiva de 60% y una imagen negativa de 20%”, expresó Lucas Romero, director de la consultora Synopsis, en Cada Mañana.

La consultora Synopsis analiza el declive que la figura presidencial viene sufriendo en las encuestas de opinión pública. La curva de apoyo al Presidente subió fuertemente desde marzo, al comenzar la gestión de la pandemia en la Argentina, cuando se destacaba el rol de Fernández tanto al explicar en las conferencias de prensa, mostrar buenos resultados y sentarse con líderes de la oposición para dar los anuncios. Llegó, según Synopsis, a un pico de 59,1% de imagen positiva y apenas 19,8% de negativa.

La tendencia fue cambiando lentamente, hasta que en la primera semana de agosto las curvas se cruzaron y la negativa superó a la positiva. A mediados de septiembre, la aprobación se derrumbó al 37,8% (apenas por debajo de los números que tenía al asumir) y el rechazo creció hasta el 48,7%.

La curva descendente de la imagen de Alberto viene siendo una constante en cada una de las encuestas difundidas en las últimas semanas, a medida que la crisis económica empezaba a dar señales cada vez más severas y la situación sanitaria mostraba récords diarios de casos confirmados y fallecidos. Esta semana se conoció también el último trabajo de la consultora Acierto, que le da un 46,9% de aprobación contra un 53,1% de rechazo.

Lo interesante es que el trabajo indaga en por qué se dan esos apoyos o rechazos. Entre los que apruenan se repiten principalmente los comentarios de que “se está ocupando de la pandemia”, “es una persona capaz, inteligente y preparada”, o que “es una persona honesta, confiable, sincera”. Entre los que tienen imagen negativa, las respuestas más brindadas fueron que “está manejado por Cristina”, “es un mentiroso, no es creíble” y que “hay un exceso de planes sociales”. 

R-664-0920-Informe-Encuesta-Nacional-21-9