1257_05

por Martín Rodríguez

María Teresa Vilte murió el 08 de enero de 2013 a la edad de 50 años; vivía en una casa del barrio Güemes, en la ciudad norteña de San Ramón de la Nueva Orán, a 270 km de la capital salteña. Falleció de un paro cardiorrespiratorio por asfixia mecánica por sofocación, María fue estrangulada por su esposo, Juan Carrizo de 50 años. María tenía 4 hijos, dos de los cuales eran menores de edad.

La violencia familiar es una de las manifestaciones más feroces y crueles que se da en las relaciones de pareja, refleja la desigualdad entre los géneros, ya que el hombre muestra su poder y la dominación sobre mujer en la esfera de su relación a través de la intimidación.

En Argentina los casos de femicidio son cada vez más frecuentes y preocupantes. La incorrecta información por parte de los medios, la falta de políticas públicas por parte  del Estado Nacional, la poca importancia que la policía da a las denuncias realizadas por abuso o maltrato dentro del ambiente familiar y el miedo que sienten las víctimas al denunciar a sus parejas hacen que esta problemática sea grave.

En Argentina  durante el 2012 según un informe publicado por el Observatorio de Femicidios se registraron 255 mujeres asesinadas. La cifra es 10 por ciento menor que la del 2011, pero en lo que va de 2013 el promedio de casos aumentó. Es por eso que no podemos hablar de una tendencia a la disminución de casos de femicidio.

De acuerdo con el informe presentado por el Observatorio de Femicidios en Argentina el 63 por ciento de los casos fueron ejecutados por su esposo, amante, novio o ex pareja. Según Ada Beatriz Rico, su directora, el Observatorio contabiliza los homicidios de mujeres por razón de género, o sea, que los casos relacionados con robos, secuestros u otras situaciones inseguridad no son contabilizados.

¿Qué entendemos por femicidio?

Según la definición dada por Susana Cisneros, Silvia Chejter, Jimena Kohan  femicidio es el asesinato de mujeres por razones asociadas a su género. Se distinguen varias modalidades pero el más frecuente  es el Femicidio íntimo. Es aquel en el cual los asesinatos son cometidos por varones con quienes las víctimas tenían una relación íntima, familiar o de convivencia.

url (2)Susana Cisneros aclara que cuando un hombre mata a una mujer, este crimen se inscribe en el cuadro de una relación de dominación masculina y de subordinación femenina. Se trata de un crimen cometido con la finalidad de controlar a la mujer, a quien el hombre ha convertido en su objeto de posesión. Por lo tanto, el recurso de la violencia por parte de los hombres es instrumental y no constituye una pérdida de control, sino más bien una toma de control.

En este sentido, Zahn y Cazenave señalan que es particularmente en ocasión de una ruptura o de una separación que los hombres se hayan inclinados a matar. Sin duda el hombre comete el femicidio para poder preservar su supremacía sexual por sobre las mujeres.

La violencia de género es una expresión de la fuerza patriarcal sobre las mujeres. Es una extensión de la dominación masculina sobre el género femenino, y una forma de miedo y amenaza que tiene como fin seguir prolongando el poder de dominación del orden patriarcal. El femicidio es esa misma expresión llevada al extremo, en donde la víctima muere, como dice Susana Cisneros, la muerte es “el último peldaño”.

El estado actual de la violencia de género y femicidio en Argentina es preocupante. Los números de mujeres muertas por año son cada vez más altos. La falta de políticas públicas, la poca información por parte del Estado sobre la problemática y la falta de asistencia a las víctimas hacen que la violencia de género sea altamente preocupante.

Podemos decir que Argentina en el campo normativo y legislativo ha dado pasos importantes. La ratificación de los tratados internacionales, las leyes nacionales y provinciales que se crearon es un paso significativo pero no definitivo, todavía no son suficientes. Sumado a este se han creado programas destinados a tratar de erradicar la violencia de género, pero por falta de recursos se complica su implementación.

bastadeviolencia2cEl año pasado la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad y sin debate la norma que agrava el homicidio de una mujer o persona trans por su condición de género. Esto conlleva una modificación en el Código Penal ya que la pena para quien mate a una mujer o a una persona que se autoperciba con identidad de género femenino y mediare violencia de género será de prisión perpetua.

Miles de mujeres cada año son asesinadas, golpeadas o abusadas en Argentina. Aunque nadie sabe el número exacto se sabe que son muchas. La estadísticas a nivel país o provincia literalmente no existen. La ausencia de registros sobre la problemática dificulta la tarea de crear posibles medidas para trabajar el asunto más seriamente.

Resulta urgente fortalecer todos los campos de acción. Programas que sean desarrollados e implementados a largo plazo, leyes que se cumplan, que se castiguen a los culpables y se ayude a las víctimas. Es un camino largo para recorrer pero es necesario comenzar ahora. Es un compromiso que no solo tiene que ser aceptado por el gobierno y los organismos públicos, es un compromiso que debemos aceptar todos. Sin nuestro compromiso va a ser difícil erradicar la violencia de género.

“IT RARELY STOPS”

Campaña de National Domestic Violence. La NDV es una ONG que contesta más de 16,000 llamadas al mes de víctimas, sobrevivientes, amigos y familiares, personal de las fuerzas policiales, defensores de las víctimas de violencia doméstica y del público general. Los defensores que trabajan en la Línea Nacional proporcionan apoyo y ayuda a cualquiera que esté involucrado en una situación de violencia doméstica