Las empresas europeas con presencia en el país piden testeos masivos y reabrir sectores de la economía

47

La Eurocámara Argentina, entidad que agrupa a más de 2.000 compañías, presentó un documento en el que describen casos de países en los que la cuarentena fue menor y el resultado fue satisfactorio

Las empresas están haciendo llegar al Gobierno nacional diferentes estudios y trabajos en los que se plantea la necesidad de abrir nuevamente la economía al movimiento de bienes y personas luego de que este próximo domingo se cumpla un mes de la casi total paralización de la economía argentina.

La Eurocámara Argentina es la institución que representa el sistema empresarial europeo y euro-argentino en el país. Agrupa a las 15 cámaras bilaterales europeas que conforman el grupo del primer inversor privado del país en el conjunto de más de 2000 empresas y que emplean de manera directa a 230.000 personas. La entidad le envió una carta al ministro de Salud, Ginés González García, en la que se presentan “propuestas concretas, elaboradas en base a las experiencias de los sistema-país que han tenido mayor éxito en la contención y control de la enfermedad”.

La carta va acompañada por un documento que resume las propuestas que la Eurocámara sugiere y también por otro, con perfil más técnico, en el que se sustentan las propuestas. Este último describe los casos exitosos de Corea del Sur e Islandia en la lucha contra el coronavirus y se detallan la cantidad de test que serían necesarios y costo de los mismos.

En este contexto las empresas europeas están solicitando que se lleve adelante un proceso de testeo masivo y de apertura de los sectores de la economía. “No es salud o economía. Hoy una pyme que no trabaja no puede pagar el 100% de los salarios”, señaló a Infobae Giorgio Alliata di Montereale, presidente de la Eurocámara.

“La Argentina tiene la ventaja de haber cerrado sus fronteras a tiempo, que su población es joven y que, salvo grandes centros urbanos como Buenos aires, Rosario o Córdoba, hay una menor concentración territorial de la población. La contención en un primer momento de la pandemia se hizo bien, ahora nos preocupa la economía del país que ya estaba en terapia intensiva”, agregó quien también preside la Cámara Italo-argentina.

En las propuestas que le presentaron al gobierno, la Eurocámara propone llevar adelante un “aislamiento de los grupo de riesgo e implementación de protocolos de prevención basados en un Sistema de Diagnosis Preventiva Masiva”, para identificar a las personas asintomáticos. “Ellos se deberían detectar mediante pruebas de PCR de screening (pruebas hechas a la población al azar), o bien, por tener personas positivas sintomáticas cerca”, detallaron.

Desde el punto de vista de las medidas económicas, el documento que le enviaron al ministro de Salud señala la puesta en disponibilidad y optimizar el uso de los recursos públicos, priorizando inversiones públicas de mayor impacto social como procesos “extraordinarios que extremen la transparencia en las licitaciones para la compra de bienes e insumos, necesarios para combatir esta epidemia”. También se haba de eliminar “todos los impuestos de importación los insumos y tecnologías necesarias para la lucha contra la pandemia, mientras subsista la emergencia”.

Además, sostienen que hace falta un “impulso y soporte financiero a toda actividad productiva local de insumos necesarios para enfrentar la epidemia”.

Como parte del pedido de la apertura de la cuarentena, el documento señala que sería necesario “permitir la libre propositividad del sistema empresarial para implementar medidas que permitan controlar y asegurar la salud y la reactivación de la producción” y la definición de “medidas de amortiguación concretas para la salvaguarda de las fuentes de trabajo actuales y futuras, sobre todo en los eslabones más débiles de la cadena productiva”, en referencia a las pymes.

“Tenemos que tomar las experiencias positivas de otros países. El ejemplo de los testeos masivos es importante porque permite saber dónde estamos y comenzar a reabrir selectivamente la economía”, dijo Alliata di Montereale. “Hoy, a una pyme que no vende no le sirve acceder a un crédito con una tasa de 24% porque sigue sin ingresos y suma una deuda. Una medida que ayudaría es eliminar la presión impositiva para que puede crecer. Si esto no sucede muchas pymes van a desaparecer”, aseguró el dirigente.