Amplían el plazo para negociar un gobierno de unidad en Israel

87

El presidente de Israel, Reuven Rivlin, concedió hoy un nuevo plazo de 48 horas al líder opositor Benny Gantz y al primer ministro Benyamin Netanyahu para hallar un acuerdo que permita formar un gobierno de unidad nacional.

A más de un mes de la tercera elección en un año, los dirigentes israelíes no logran ponerse de acuerdo y crece la tensión en el país, que lleva casi un año de crisis política, luego de que en los dos comicios precedentes de abril y septiembre no se alcanzaran las mayorías parlamentarias necesarias para formar un nuevo gobierno.

El mandato vencía esta noche y el jefe del Estado había decidido no prorrogarlo, pero poco después del vencimiento aceptó el pedido planteado por ambos dirigentes y lo extendió hasta la medianoche del próximo miércoles, informó la agencia ANSA.

Netanyahu y Gantz se reunieron hoy para intentar negociar de nuevo un posible gobierno de unidad y acordaron solicitar de manera formal a Rivlin una extensión temporal del mandato.

Poco antes de que expirara el mandato, la oficina del presidente comunicó que la solicitud fue aceptada y decidió extender el mandato solo hasta la medianoche del 15 de abril.

En un comunicado conjunto, Netanyahu y Gantz señalaron que un “progreso significativo” había sido alcanzado y que se acordó que una nueva reunión de ambas partes se llevaría a cabo mañana.

Se tenía previsto que, si ningún acuerdo entre ambos era alcanzado, y ante el hecho de que Rivlin había dejado en claro ayer que no tenía la intención de dar más tiempo a Gantz, el mandato sería trasladado a la Knéset (Parlamaento), donde un legislador debería reunir el apoyo de 61 colegas para poder intentar recibirlo y tratar de lograr la hazaña política de sacar a Israel del atolladero.

Poco antes de la reunión con el premier, Gantz pronunció un mensaje a sus seguidores en el que urgió a Netanyahu a negociar de inmediato un gobierno de unidad, en vista de la situación.

El ex jefe del Ejército argumentó que el gobierno interino no puede hacer frente a los desafíos que presenta la crisis del coronavirus, y defendió su conducta al abandonar su voto de hace un año de no asociarse con Netanyahu mientras el primer ministro se enfrente a cargos penales.

“La situación de emergencia me obligó… a renunciar a mi declaración de que no me sentaría en un gobierno con Netanyahu”, dijo Gantz.

“Un gobierno interino no puede proporcionar el camino a seguir para un millón de desempleados. No puede unir a este país”, agregó.

Si hubiera estallado una guerra, obligando a miles de familias a refugiarse en casa, dijo el líder opositor, “nadie preguntaría si era necesario establecer un gobierno de emergencia”.

“Estamos en una guerra, una guerra dura. El número de muertos está aumentando”, dijo Gantz refiriéndose a las muertes por el coronavirus, que llegó a 116 en Israel.

Netanyahu le respondió por medio de Twitter con un breve mensaje.

“Benny, te estoy esperando en la residencia del Primer Ministro en Jerusalén, reunámonos esta noche para crear un gobierno nacional de emergencia que salvará vidas y trabajará para los ciudadanos de Israel”, escribió.