La candidata a senadora provincial del Frente de Todos por Salta capital, Pamela Ares, denunció “discriminación y violencia política” en el marco de las elecciones legislativas en la provincia y aseguró que sus contrincantes oficialistas no le permitieron participar del debate electoral.

“Se había organizado un debate con los candidatos oficialistas (Juntos por el Cambio) y en el momento me bajaron del debate, no me permitieron participar. Los candidatos oficialistas plantearon que no iban a ir si yo iba”, explicó Ares en diálogo con FM La Patriada.

Ares encuadró esa actitud en un hecho de “discriminación y violencia política” y agregó: “Queremos debatir un modelo y no podemos porque la decisión es no debatir conmigo”.

“Desde el Frente de Todos hicimos una apuesta muy importante, que es llevar a todas mujeres encabezando las listas. Durante la campaña, nos robaron carteles y nos vandalizaron los que no pudieron robar”, acotó.

La candidata y subsecretaria de Políticas de Inclusión en el Mundo Laboral del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad de la Nación consideró “preocupante ver cómo se disminuye la calidad democrática” e insistió con que “el debate es parte fundamental para un proceso de campaña y para la ciudadanía”.

“En el Senado de la provincia (de Salta) de 23 bancas hay una sola mujer; estamos hablando de una cultura de participación claramente masculinizada dentro de la política”, advirtió.

Lamentó que las mujeres en Salta van a “perder muchísima representatividad” por la falta de candidatas.

En ese sentido, dijo que “es una forma de manejar el poder” y apuntó contra el precandidato de Unidos por Salta con el que compite para las elecciones provinciales del domingo 15 de agosto, Emiliano Durand, periodista y fundador del portal Que Pasa Salta.

“Yo como subsecretaria cobro el 6% de lo que ese señor cobra de pauta publica provincial mensual. Estamos hablando de empresarios de medios que, a expensas de las arcas del Estado provincial, no solo aumenta su patrimonio, sino que además después son candidatos”, resaltó Ares.

Y agregó: “Es gente que viene con un discurso absolutamente antipolítica pero creciendo a expensas del Estado”.