El candidato oficialista Daniel Scioli protagonizó ayer al mediodía una entrevista incómoda en el programa “Perros de la calle”, que conduce Andy Kusnetzoff, y terminó abruptamente, con un saludo tenso. La conversación telefónica empezó complicada. El conductor, le brindó una ácida bienvenida al gobernador que marcó el tono en que se desarrollaría el resto de la entrevista al reclamarle su tardanza. Pero nuevamente el diálogo se puso áspero cuando Kusnetzoff hizo su primera pregunta sobre gestión y la inseguridad que había en la provincia de Buenos Aires y si era posible terminarla. Pero el giro más drástico en el humor de Scioli fue cuando llegó con la pregunta de Harry, uno de los panelistas del programa, cuando le preguntó sobre la minería a cielo abierto.

La vacilación y la mala onda del candidato eran evidentes. Después, la siguiente pregunta de Cayetano, en vez de llevar paños fríos terminó incomodando aún más a Daniel Scioli, al preguntarle sobre su viaje en las últimas inundaciones en la provincia de Buenos Aires. De ahí en más, las respuestas de Scioli eran dubitativas y secas. La gota que rebalsó el vaso fue cuando le preguntaron por las sospechas que existen sobre “su kirchnerismo en sangre”, el gobernador contestó ya con audible molestia. En ese momento, Kusnetzoff quiso continuar con las preguntas pero Scioli lo cortó en seco: “Andy te mando un abrazo, me tengo que ir”.