Con un poncho salteño en sus piernas y sentado junto al presidente de la Nación en la foto protocolar, la participación del actual intendente de la ciudad de Salta, Gustavo Sáenz, no pasó desapercibida para las autoridades nacionales. Pero sobre todo porque el mandatario capitalino deslizó conceptos que demuestran el compromiso que tiene con la ciudad que gobierna y el norte argentino.

El funcionario salteño participó del almuerzo que el presidente Mauricio Macri mantuvo con los intendentes de las ciudades capitalinas del país en Casa de Gobierno y sostuvo que: “A partir del 10 de diciembre hay un antes y un después en Argentina”. El encuentro se desarrolló en un clima de cordialidad pero de inflexibles reclamos por parte de los jefes comunales. Se trataron los temas que más premura concitan y aquellos que contienen prioridad absoluta para las respectivas gestiones de todo el país. Sobre todo, los mandatarios comunales pidieron obras para sus municipios.

“Gracias al presidente de la Nación por este hecho histórico. Antes era imposible reunirse con el Presidente”, sostuvo Sáenz. Por más que en este momento sea opositor, entiende que para llevar adelante un proyecto de progreso debe ir de la mano de la Nación. Gobernar sin banderas políticas.

La frase que más gustó de Sáenz al macrismo fue: “este Gobierno nos atiende y nos escucha”. Marcando una clara diferencia con el gobierno anterior y eso es lo que más necesita el gobierno de Cambiemos. Diferenciarse. Durante esa época, las decisiones venían desde arriba y los que estaban abajo solo tenían la obligación de cumplirlas. Es más, el intendente salteño continúo con su crítica hacia Cristina Kirchner y manifestó que “en los últimos 12 años se hizo diferencias entre las provincias del sur y del norte”.

Durante su campaña en la elección a presidente, cuando Gustavo Sáenz acompañó a Sergio Massa, siempre resaltó las asimetrías que existían en el norte gracias a que los gobiernos nacionales fueron centralistas. Fue el único candidato que hizo visible esas preocupaciones. Ahora como intendente de la ciudad de Salta, Sáenz sigue en la misma postura. En la reunión con Mauricio Macri manifestó, “el norte es un gigante dormido que tiene que despertar y para eso necesita un aporte del Gobierno nacional”.

La agenda de temas pasó por las obras de infraestructura fundamentales para lograr una mejor calidad de vida en los habitantes de las distintas ciudades allí representadas, pero que básicamente son las mismas para todos: viviendas, agua potable y cloacas.

0001117835

Por su parte, Gustavo Sáenz resaltó que: “Hace 12 años atrás estos temas no se podían hablar y hoy tenemos la posibilidad de reunirnos y que nos escuche un presidente de la Nación y un Ministro de Interior”, y a continuación hizo una valoración expresando que es “importante haber abordados temas sensibles como la coparticipación y la reforma electoral”.

En ese sentido, Sáenz consideró que el cambio (reforma electoral) no solo debe basarse en la eliminación del voto papel y la unificación de elecciones. “Debemos discutir las reformas constitucionales en las provincias para que no haya gobernadores eternos. La alternancia en el poder es sana”. Acá, en la provincia de Salta, hubo intendentes que se enquistaron en el poder y se mantuvieron en el Ejecutivo desde la vuelta de la Democracia. Obviamente, la corrupción y el clientelismo formaron parte de estas localidades, deteriorando todo el sistema. Que un intendente de una ciudad tan importante del norte argentino como lo es Salta, se anime a plantear este tema demuestra valentía y sobre todo que está privilegiando la democracia a los intereses personales.

Para hablar de una reforma electoral seria es necesario todo eso. Se debe contemplar el fin del voto en papel, la unificación de las elecciones y el fin de las reelecciones indefinidas en aquellas provincias y comunas donde aun esto está permitido por ley y que no hace más que favorecer la perpetuidad en el poder. Así se logra la alternancia en el poder y la oxigenación de la democracia.

Finalmente, volvió a manifestar su agradecimiento y subrayó que “este es un nuevo modelo, es un modelo federal que están mostrando hacia los argentinos”.