Denuncian que en Jujuy familiares de fallecidos cavan fosas para enterrar a sus seres queridos

228

El 13 de abril, cuando las cosas estaban muy bien en la provincia de Jujuy, donde había tan solo cinco casos, el gobernanor Gerardo Morales en un acto casi triunfalista publicó en su cuenta de Facebook lo siguente: ¡En Jujuy nos negamos a cavar fosas! ¡En Jujuy dejamos todo por Salvar Vidas!.

A cuatro meses la situación es totalmente diferente. Hoy Jujuy es considerada una zona roja a nivel país y la situación sanitaria preocupa mucho. La provincia está al borde del colapso hospitalario y ya hay denuncias de que las autoridades no contestan los llamados de los ciudadanos que afirman tener coronavirus.

Sin embargo, la imagen que más duele es la que se hizo viral hace unos días. En el departamento de Ledesma, que se convirtió en una de las zonas más afectadas de la provincia por la pandemia, una familia de Libertador denunció total abandono y tuvo que ocuparse de cavar fosas para poder llevar a cabo las sepulturas correspondientes en el cementerio Sagrado Corazón de Jesús.

La situación es tan crítica, que hasta el propio gobierno provincial reconoció que hubo gente que murió en sus propias casas al no poder ser atendidas por el personal médico. “Sí ha sucedido que gente falleció en sus casas. En el interior de la provincia se torna más injusta la situación porque tienen la distancia más larga para recorrer hasta los centros de asistencia” reconoció el ministro de Salud de la provincia Gustavo Bouhid, en una entrevista televisiva.

La localidad tiene 60 mil habitantes y en los últimos tres días se dieron 17 fallecimientos por COVID-19. Además, denuncian que las empresas de sepelios y el cementerio municipal no dan respuesta.