Algo de razón tiene el expresidente del Uruguay, José Mujica, en sus polémicas declaraciones sobre Mauricio Macri. El actual senador uruguayo expresó que para llevar adelante un gobierno exitoso el actual presidente argentino deberá tener una parte peronista con él. Y eso es lo que está tratando de llevar adelante en su gobierno el ingeniero. Una muestra de eso en cuando invitó a Olivos a todos los gobernadores del país a que planteen sus inquietudes, que en su mayoría son peronistas. No fue casual que Macri haya puesto a Juan Manuel Urtubey en la conferencia de prensa que se brindó post asado. Tampoco es casual que el presidente haya invitado a Sergio Massa a la cumbre de Davos.

Quizás Massa junto a Urtubey sean los dos hombres fuertes de este nuevo peronismo que quiere sepultar al kirchnerismo.

Pero las polémicas declaraciones de Mujica vinieron cuando sembró dudas sobre la gobernabilidad de Mauricio Macri. Afirmó que tiene un margen de desconfianza sobre su gestión. “No sé cómo le va a ir [a Macri] cuando las papas queman (sic). […] ¿Cuál es mi desconfianza? Alfonsín era más bueno, pero . Hay una cosa que se llama el movimiento peronista, que en Uruguay no se puede definir. ¡Y no sé cómo se las va a ver este hombre!”, comentó Mujica cuando lo consultaron luego de la presentación de un libro sobre su gobierno.

Pepe Mujica siempre mostró su simpatía con el kirchnerismo. Es más, cuando fueron las elecciones presidenciales expresó su voluntad de que Daniel Scioli sea elegido como presidente. Cuando le preguntaron qué le recomendaría a Macri, el expresidente uruguayo contestó: “Prudencia”. Y eso es algo que caracterizó a los dos gobierno que tuvo Mauricio Macri como jefe de Gobierno.

También tuvo oportunidad de opinar sobre la reunión entre Macri y Vázquez, a la que calificó de “positiva” porque estuvo llena de “buenas intenciones”. Poniendo de manifiesto la complicada relación que mantiene con el actual presidente.