Después de perder en la carrera presidencial, Sergio Massa se configuró como una alternativa política de peso. El candidato de UNA, en estas semanas, deberá elegir si quiere convertirse en el líder de este peronismo revuelto y fragmentado o fortalecer su Frente Renovador y convertirse en una tercera alternativa con grandes chances en obtener cargos importantes.

Si Massa decide encaminarse como referente del partido Justicialista no la tendrá nada fácil. En su camino tiene dos referentes nacionales que vienen ganando terreno como Juan Manuel Urtubey, gobernador de Salta, y a Florencio Randazzo, exministro de Transporte. Ambos representan un peronismo joven y con ideas nuevas. Mirando para adelante, sin tanto caudillismo y dedicados a concentrar el poder. Algo novedoso dentro del partido ya que el peronismo se ha caracerizado por gobernar mirando hacia atrás en busca de culpables.

Scioli perdió el balotaje y el peronismo no acepta derrotas. Será una masacre para el excandidato. Quienes consideren que son los culpables, desde el bloque peronista, deberán irse.

Después de las elecciones, Massa está lejos de convertirse en un personaje político extinto. Sobre todo porque ha cobrado una vital importancia después del balotaje. Mauricio Macri, lo invitó a la cumbre de Davos en una muestra clara de acercamiento. Es más, el actual presidente se animó a decir que: “Acá me acompaña el líder más importante de la oposición Argentina, con posibilidades que conduzca el Partido Justicialista (PJ)”, refiriéndose a Massa.

Si Massa decide continuar con su partido, deberá fortalecerlo. La sangría de políticos e intendentes que tuvo antes de las elecciones generales lo lastimaron, aunque supo contener las esquirlas para minimizar los daños. Si puede contener a Juan Manuel De la Sota y al ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, el camino seguramente será mucho más fácil.

Massa todavía no tiene fecha de vencimiento. Es joven, talentoso y sabe cautivar al votante. En en el 2017 tendrá su primer test. Habrá que esperar hasta esa fecha para ver si va como candidato desde el partido peronista o su Frente Renovador.