El Presidente se refirió a las 3.500 muertes que no habían sido debidamente reportadas en la provincia de Buenos Aires y elogió al gobernador Axel Kicillof por “decir la verdad” tras detectar que “hubo errores”.

Primero fue Axel Kicillof al reconocer que había 3500 muertos más y hoy fue el presidente Alberto Fernández que reconoció este lunes que “la pandemia dejó más muertos de los que creíamos tener”. Pese a lo escandaloso que pueda resultar las cifras publicadas por el gobernador bonaerense, el presidente salió a respaldar al gobierno de Kicillof en su decisión de cambiar la metodología de registro de datos que reveló 3.500 muertes que no habían sido informadas hasta ahora.

Alberto Fernández aseguró en que todavía estamos viviendo “el momento más difícil de la pandemia” y agregó que: “Lo que hizo la provincia de Buenos Aires es lo que debe hacer un gobierno honesto, que es decir la verdad cuando detecta que ha habido errores o mala información que fue llegando tardíamente”, planteó Fernández.

En esa línea, aseguró que situaciones como esta solo tienen que “alertarnos” porque “la pandemia finalmente nos dejó más muertos de los que creíamos tener”. Según Fernández, debemos ser “más responsables, entender que el virus todavía está circulando entres nosotros y cuidarnos más”.

El sorpresivo anunció de Kicillof despertó a la oposición que salió a pedir la cabeza de Daniel Gustavo Gollán, el Ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, y a denunciar que hubo un “ocultamiento” de muertos por coronavirus en la provincia de Buenos Aires. Los legisladores bonaerenses de Juntos por el Cambio y Cambio Federal, los dos bloques opositores que hay en la Legislatura, le solicitaron al ministro de Salud, Daniel Gollán, que vaya a la Cámara baja para dar explicaciones sobre ese aumento en el número de fallecidos.