por Francisco Galíndez

121184034F1syc97

En ésta segunda parte transcribo opiniones y frases que también repercutieron en mi postura sobre los hombres y la realidad. Muy contrastadas con las publicadas de la anterior columna y alineadas  a mi forma de pensar, puede que algunas resulten irreverentes al lector, hasta violentas quizás, pero dichas todas con una sinceridad indudable por parte de los oradores que me las comunicaron alguna vez.

“Este sistema está tan torcido que le permite a un solo tipo comprar 20 casas y dejar desamparados a otros 19”. (sobre el neoliberalismo)

“No me preguntes por que le doy de comer, preguntate por qué no le das vos”. (sobre la asistencia a los indigentes)

“El dinero no tiene dueño, tenés la plata en tu mano ahora, pero es cuestión de tiempo que pase a otro patrón”. (sobre el dinero y el comercio)

“¿Terroristas? Bueno, ante los atropellos de las grandes potencias, ser terrorista para mí es una virtud”. (sobre la crisis de Oriente Medio)

“Los gusanos no son selectivos, tengas sangre azul o roja, tres metros bajo tierra somos todos iguales”. (sobre la diferencia de las clases sociales)

“Dios no tiene los huevos suficientes para castigarme, primero tiene que existir, después veremos quien es más guapo”. (sobre los pecados y el temor a Dios)

“Todos se cagan de risa cuando digo que la mejor economía es la de recursos, acordate que algún día volveremos al trueque”. (sobre el valor de los capitales y las divisas)

“Los desaparecidos seguramente estaban metidos en algo raro, imaginate que el hecho de pensar por uno mismo y gritarlo a los cuatro vientos no tiene cabida en un régimen militar, nada más raro que eso”. (sobre las víctimas de la dictaduras en Argentina)

“Cuando el hombre se dio cuenta que la muerte era inevitable, creo iglesias y dioses, todos quieren vivir para siempre, aunque sea en otro lugar”. (sobre las religiones)

“Corruptos igual que los anteriores, todo lo que vos quieras, pero es el único gobierno en años que le hizo frente al poder económico, todos los demás transaron o se comieron los mocos”. (sobre las gestiones de los Kirchner)

“Creo no hay nada más repugnante en éste mundo que un rey, históricamente siempre fueron los más grotescos parásitos de las sociedades”. (sobre las monarquías vigentes)

“Si si, soy negro, soy tan negro que prácticamente me estoy volviendo azúl… ¿la sangre de los aristócratas es azul no? Son negros sin evolucionar, jaja”. (sobre el racismo y la discriminación)

“Aunque no creas hay una relación directa, me pagan gimnasio, psicólogo si hace falta, nutricionista también, todo eso para que no me desmorone al momento de entender que trabajo 12 horas diarias por un sueldo mediocre, para que otros sigan ganando millones”. (sobre los asalariados en las grandes empresas)

“Ya ni me gasto en leer noticias, cuando llegas a un punto en el que no existe la imparcialidad, la objetividad, cuando esta todo completamente polarizado, no tiene sentido nada de lo que ves o escuchás, porque pienses lo que pienses estás equivocado”. (sobre la actualidad política)

“A vos te parece sensato que un pelotudo sentado en un escritorio media jornada, rascándose a dos manos, gane 50 veces más que lo que gana un obrero cargando bolsas de cemento durante 16 horas?”. (sobre los sistemas económicos)

“Me gustaría saber quién fue el infeliz que acotó la frase “Madre Patria” en referencia a España, las madres no suelen asesinar a sus hijos, Madre Patria las pelotas”. (sobre la conquista española)

“Según los homofóbicos yo estoy enfermo por ser puto, el problema es que no existe cura para la homosexualidad, entonces es más o menos como el cáncer. Conozco gente que se somete a quimioterapia, están casados legalmente y pueden adoptar hijos”. (sobre la homosexualidad y la ley de matrimonio igualitario)

“La culpa es el invento más importante de la religión, no hace falta un patovica pinchándote el culo con una lanza para que hagas lo que ellos quieren”. (sobre los edictos religiosos)

“El odio, la intolerancia, la segregación… todos esos son sentimientos que carcomen únicamente a la persona que los siente”. (sobre los defectos del hombre)

Sólo comunicándonos entendemos a nuestros congéneres, el constante envío de paquetes de datos entre emisor y receptor. Comunicándonos muchas veces descubrimos que las realidades de las personas son distintas, como universos paralelos de una teoría física, y esas realidades tan desiguales entre sí, son las que generan sus diferentes formas de pensar, hablar o actuar.

Comunicándome entendí que la razón o la verdad pueden variar como la velocidad de un cuerpo que se mueve dentro de otro cuerpo en movimiento, medida por espectadores situados en diferentes puntos de observación. La analogía entonces define perfectamente a muchas verdades como relativas.

Es bueno que seamos diferentes en ese aspecto y esto es gracias a  la escuela y profesores de la vida que cada individuo tuvo. Mi razonamiento no puede ni debe ser igual al de todos, y eso está bien, porque sino el mundo sería tristemente aburrido y carente de sentido ante tal utopía.