No es Batakis, es la política

Política 04 de julio de 2022 Por Martin Rodríguez
Asume a las 17 y durante la mañana se reunió con el presidente Alberto Fernández y después con Martín Guzmán.
79142133-e236-4ddc-a17f-50294fba4d0c

Argentina está atravesando uno de los momentos económicos más complejos de su historia. Una inflación -que podría terminar en hiperinflación-, pocas reservas en el Banco Central, un alto déficit fiscal, una crisis energética que podría paralizar al sector productivos, conflictos internos en la coalición de gobierno, sumando a que hay un contexto internacional inestable.

Es por eso, que la gestión de Silvina Batakis, flamante ministra de Economía, para que sea exitosa no va a depender solo de ella. Va a depender del apoyo político que tenga de los distintos sectores que hoy son claves para el funcionamiento de la economía.

Además, el kirchnerismo deberá resolver sus problemas internos, ya que un ministro de economía en esta Argentina convulsionada si no tiene el apoyo de la clase política está destinado al fracaso. 

Durante décadas, por lo menos desde la vuelta de la democracia, en el país ningún gobierno quiso hacer los cambios que se tenían que hacer porque no tenían el respaldo político de todos los sectores. El costo político es demasiado alto y el proceso si no se hace bien puede ser demasiado lento.

Es por eso que es tan importante empezar a trabajar en un consenso que incluya a la clase política, económica, dirigencial y todas las instituciones civiles que acompañan al Estado.

La llegada de Batakis a la administración de Alberto Fernández crea incertidumbre. Los analistas políticos, empresarios y dirigentes están a la espera de las medidas que anuncie la nueva Ministra de Economía pero todos recalcan que es fundamental que esta nueva gestión que arranca cuente con el apoyo de la coalición gobernante, o sea de: Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa.

En lo inmediato, Silvina Batakis asume a una semana de que se realice el paro de actividades y comercialización por parte del campo. El mismo se va a realizar el 13 de julio. Ya arranca en un escenario complejo porque el campo es el sector que más divisas geniunas genera en la actualidad. Y en Argentina, hay una falta de dólares tremenda.

Batakis para tener una gestión sin sobresaltos deberá tener respaldo político, principalmente, de la coalición gobernante hasta fines de 2023. Su plan económico deberá fijar un horizonte que empiece a resolver los problemas estructurales que tiene el país.

Por eso, no es Batakis la que nos va a salvar de una crisis histórica, es la clase política en su conjunto.

Te puede interesar