Claudia de Zamora: juntos, pero no revueltos

0
793

La visita de funcionarios nacionales de primera línea a la provincia de Santiago del Estero, entre ellos el ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, de Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, Emilio Monzó, presidente de la Cámara de Diputados de la Nación y del viceministro de Interior, Sebastián García de Luca, marcó una vez más que, aun con visiones ideológicas y preferencias políticas diferenciadas, nación y provincia avanzan en un dialogo concertador. Los mismos fueron recibidos por la gobernadora Claudia Ledesma Abdala y el Senador nacional, Gerardo Zamora 

Durante la visita, los funcionarios y la titular del ejecutivo santiagueño abordaron una agenda muy diversa de temas en los que se impone la idea de trabajar en conjunto para mayor eficacia y provecho de las obras y planes que el gobierno nacional tiene pensado desplegar para Santiago del Estero en particular, y para el NOA en general.

Esto constituye una prueba más de la política racional que pretende y propugna el gobierno de Santiago del Estero, en que aun desde la oposición, y sin encolumnarse ciegamente tras el proyecto macrista, se pueden sostener relaciones fructíferas y de concordancia democrática para ambos gobiernos.

Tomar conocimiento en detalle, por boca de los mismos funcionarios que visitaron la provincia, del amplio, preciso y federal plan de obras que el actual gobierno nacional planea ejecutar, sobre todo en lo que concierne al Norte argentino en general y a Santiago del Estero en particular, habría motivado fuertemente a la gobernadora Claudia de Zamora para tomar la determinación de brindar apoyo legislativo al macrismo tanto en el Congreso de la Nación como en el Senado.

Esta perspectiva de trabajo recíprocamente productiva para ambas partes, nación y provincias, abre un espectro novedoso y gratificante para los argentinos del interior del país, ya que los proyectos prioritarios y urgentes presentados por sus representantes legislativos serán tenidos en cuenta y tratados en ambas cámaras, a la vez que el gobierno federal contará con el apoyo de los parlamentarios representantes de provincias en sus distintas iniciativas, produciéndose de esta manera una situación de igualdad tanto a la hora de conceder como de exigir.

Comments

Dejar respuesta