En una conferencia de prensa, el presidente Alberto Fernández anunció hoy la intervención del grupo cerealero Vicentín y que remitirá al Congreso un proyecto de ley para su expropiación, para “rescatar” a la empresa de manera de permitirle afrontar la crisis financiera.

El mandatario expresó que todos los activos del Grupo Vicentín serán parte de un grupo fiduciario que estará a cargo de YPF Agro, como parte de un Decreto de Necesidad y Urgencia para el rescate de la empresa agroexportadora.

Alberto Fernández, anunció en que la empresa Vicentín “será declarada de utilidad pública” y destacó su relevancia también en la producción de alimentos. Confirmó que “los trabajadores de Vicentín continuarán en sus puestos de trabajo” y “que los 2600 productores que operan con la entidad seguirán trabajando con ella”.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, aseguró hoy que el rescate del grupo cerealero Vicentín permitirá sostener su “papel central en el mercado agroindustial” y que al Estado le dará la ocasión de contar con una “empresa testigo en el mercado de granos y en el mercado de cambios”.

Para Fernández, la intervención de Vicentín busca “aprovechar la capacidad de gerenciamiento de YPF” y añadió que, si surgiera evidencia de defraudación al Estado durante la administración anterior, se harán la denuncias pertinentes ante la Justicia.