fbpx
El Otro País
Locales

Llegan Pichetto y Frigerio a Salta para inaugurar obras junto a Gustavo Sáenz

Participarán junto con el intendente del acto de estreno de las obras de infraestructura que se realizaron en el área del centro. 

El ministro de Interior, Obras Públicas y Vivienda Rogelio Frigerio y el senador justicialista y precandidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio Miguel Pichetto se reunirán con el intendente Gustavo Sáenz para inaugurar las obras del canal España que fueron financiadas con fondos del Gobierno nacional.

Pero se presume que la visita de los máximos referentes de Juntos por el Cambio a nivel nacional tiene más tintes políticos que otra cosa. El intendente capitalino ya está embarcado en las elecciones provinciales para gobernador. Cuando se presentaron las listas para las PASO nacionales, Gustavo Sáenz le dio su apoyo al candidato de Consenso Federal, el salteo Juan Manuel Urtubey. ¿Cómo habrá caído ese apoyo en Casa Rosada? ¿La de Frigerio y Pichetto será una visita para convencer al intendente de que sea Candidato por Juntos por el Cambio?

Está previsto que sea a las 19.15, y será el primer acto de Pichetto como candidato a vicepresidente en la ciudad de Salta. El jueves, el senador por Río Negro, el jueves de la semana pasada, tuvo su primera parada de una gira proselitista en la provincia de La Rioja, e incluirá en las próximas semanas a las provincias de Río Negro, Neuquén y Tucumán.

 La obra incluyó el recambio de redes de agua y cloaca y la restitución de veredas en las calles del canal, además del ensanchamiento de veredas sobre la calle Convivencia, con una inversión total de de 157 millones de pesos.

En la obra del área no todo fue color de rosas. En la primera etapa, hubo serios inconvenientes en la construcción del Corredor de la Fe. Es más, por mala compactación y problemas con las cañerías fueron varias las veces que se levantaron los adoquines en calle Caseros y en Juramento. Los fondos para estas obras fueron gestionados ante Nación por el intendente Sáenz y forman parte del Plan Belgrano.

Las críticas fueron tales, que hasta se tuvo que cambiar la empresa que realizaba la obra. Y con la nueva firma, la segunda etapa se hizo de forma más prolija.