fbpx
El Otro País
Nacional

Palmaghini apuntó contra Sergio Berni por haber “embarrado” la escena del crimen

La jueza Fabiana Palmaghini apuntó contra el ex secretario de Seguridad Sergio Berni por haber “embarrado” literalmente la escena del crimen del fiscal Alberto Nisman y de comunicarle la noticia del deceso a la ex presidenta Cristina Kirchner antes de que lo supieran las propias autoridades judiciales.

La magistrada aseguró que “la extensa y contaminante actividad desplegada sobre un escenario -lugar del hecho- que debía ser preservado por los funcionarios públicos presentes desde un primer momento, dista de la razonable y esperable decisión que debía adoptarse”.

La jueza reflotó así las viejas sospechas sobre la contaminación en el departamento del complejo Le Parc, de Puerto Madero, donde fue descubierto el cadáver de Nisman. Por su parte, Berni quien siempre justificó su presencia en el lugar aquella madrugada del 19 de enero de 2015, también había sido denunciado en la Justicia federal por su intervención.

Palmaghini, a lo largo de la resolución donde declaró su incompetencia, recordó los dichos de un testigo que dijo: “Llegó el doctor Berni, ingresó al departamento, venía embarrado no sé de donde, luego el Jefe de la Policía Federal, (Román) Di Santo, ingresó también a la morada”.

“Tal cita transcripta no fue brindada por un simple civil o por un efectivo de la Prefectura Naval Argentina que intervenía en el proceso, sino por un integrante de la propia custodia de la Policía Federal Argentina asignada a Natalio Alberto Nisman. A más de lo evidente que resulta la circunstancia antedicha, no puedo dejar de resaltar que el por entonces Secretario de Seguridad, justificó su presencia en el departamento de Nisman con motivo de ‘supervisar el accionar de las fuerzas de seguridad’ y su ingreso al lugar del hecho se caracterizó por su acceso a ‘la cocinita que daba al lugar del ascensor por donde entré, y el pasillo donde estaban el dormitorio y el baño donde estaba el doctor Nisman'”.

En su resolución, la jueza reportó que hubo “numerosos y fracasados intentos” de parte de las fuerzas de seguridad para “dar aviso a la Representante del Ministerio Público Fiscal” y acusó “las discordancias anotadas en algo tan simple y básico como un llamado telefónico dando oportuna noticia del inicio de un procedimiento”.