El Otro País
Quiero participar

La inmensidad. Cuento del árbol changuito.

por Miguel Angel Sevilla

El viento venía
Como lejanía
Y me hablaba versos
Con esa su voz

Que llega que pasa
Que desaparece
Y queda sin nadie
Que la pueda ver

El tiempo era un canto
En el pajonal
Y yo en mi rancho
Lo he visto pasar

Los días corrían
Quizás tras el viento
Todo era silencio
En la inmensidad

Las casas y un árbol
De un pueblo querían
Poblarla decían
Porque era muy grande

Y ella proseguía
Siendo lo que era
Silencio, silencio
La inmensidad

Un árbol que estaba
Porque era changuito
Al lado del grande
Quería jugar

Con otro changuito
De tierra y de sangre
Un changuito humano
Que había por allá

Entonces le habló
Le dijo changuito
Subite a mis ramas
Venite p’acá

Te voy a mostrar
Las cosas del mundo
Porque el mundo es amplio
Y grande de más

Subite a las ramas
A estos mis brazos
Y no me hagas daño
Con esos tus pies

Subite subite
Cuando estés arriba
Sabrás hacia donde
Te tendrás que ir

Y nunca me olvides
Yo estaré solito
Solo con mi viejo
Que es medio gruñón

Y se subió al árbol
Al árbol changuito
Y ahí se hizo grande
Y aprendió a volar

Se hizo pajarito
Y dicen que anda
Ahora volando
De aquí para allá

Porque estaba harto
De solo ser chango
Porque el arbolito
Le aprendió a volar

Porque el campo es grande
Porque es inmenso
El campo e inmensa
La inmensidad

Related posts

El canto

El Otro País

Falta un día menos para ese “algún día”

El Otro País

“Gladiadores de la redonda”

El Otro País

El silencio

El Otro País

Deja un Comentario