Una oposición vacía de ideas propias

0
558

La provincia de Santiago del Estero transita un clima pre preelectoral (porque ni siquiera arrancó formalmente la campaña para gobernador 2017) propuesto e impuesto por una oposición endeble, y sin más discurso político que la denuncia y la crítica hacia el oficialismo provincial encabezado por Claudia Ledesma Abdala y asesorado por Gerardo Zamora.

A falta de un liderazgo sobresaliente y fuerte, la oposición santiagueña ofrece al electorado un puñado de dirigentes con más ínfulas que condiciones. Todos ellos se consideran justos merecedores de portar el estandarte de líder opositor, y como tales buscan exposición en Buenos Aires y fotos con funcionarios del gobierno nacional, en la aspiración de trasmitir a los santiagueños una impresión de intimidad y predilección hacia ellos por parte de quienes en un futuro no muy lejano deberán ungir y sponsorear a un candidato que enfrente a quien el Frente Cívico postule.

Si bien aun Gerardo Zamora, actual senador nacional, no manifestó decisión alguna de candidatearse para gobernador, esa liga de dirigentes opositores lo ha colocado como centro de su campaña y como blanco absoluto de toda reprobación, lo que de por sí es una exteriorización de a quién temen enfrentar en un comicio. Amén de ser la más elocuente encuesta que nos revela quién se encuentra al tope, y por ende hay que debilitar para acrecentar las posibilidades propias.

El único activo político que dan la impresión de poseer es la denuncia. No hay proyecto, obra o medida del gobierno de Claudia de Zamora al que no le hayan prejuzgado visos sospechosos o vislumbres oscuros y, consecuentemente, obedeciendo a su “olfato”, lanzaron la acusación grave y fomentaron la murmuración y la desconfianza.

Esta oposición no ha llegado a nada aún, pero el divismo de los triunfadores ya se los comienza a devorar vivos. Como viviendo una permanente riña domestica matrimonial farandulesca, se destrozan en personales audios de whatssaps en los que se recuerdan entre ellos las causas penales, escándalos y traiciones en los que estuvieron involucrados, como pujando por demostrar quién es más moralmente apto para capitanear al anti zamorismo.

Como vergonzosos y apátridas guías turísticos llevan a los medios nacionales a Santiago del Estero, y los pasean por suburbios carenciados y miserables de la capital. Eso sí, jamás recuerdan mencionar que esa capital a la que describen olvidada, pobre y falta de servicios fue gobernada durante varios mandatos por hombres de su propio partido, y que en muchos casos convivió en armonioso maridaje con el juarismo y sus “delegados” en el poder provincial.

Lo que pretende ser un nucleamiento opositor serio y con proyección, termina siendo un revoltijo de egos y vanidades histéricas que se despedazan en una lucha por demostrar cuál tiene la foto con el funcionario nacional más influyente, cuál hizo la denuncia más rimbombante, o cuál trajo más medios nacionales a Santiago, sin siquiera cuidarse de dar apariencias de unidad y concordancia. Si esto son estando en el llano nomás…….

Ante semejante panorama desolador y decadente, el santiagueño que sigue y apoya a Zamora se fortalece y reafirma su convicción de acompañarlo, sosteniendo de esta manera su potencia y su caudal el Frente Cívico. Mientras que los que buscan una opción diferente terminan absteniéndose o desperdigándose en propuestas políticas de ínfimo alcance lo que, por consecuencia, termina robusteciendo los guarismos del zamorismo gobernante.

Así están alineados los ejes en un nuestro país. Luis D´Elía, Guillermo Moreno y otros muchachos, que encienden la lengua antes que el cerebro, fortaleciendo al oficialismo nacional cada día con sus acciones y declaraciones. En Santiago del Estero, una oposición insustancial cuya plataforma de campaña es denunciar todo y resaltar lo que aun falta hacer en la provincia, apuntalando a cada paso la figura de Gerardo Zamora. Dicho sea de paso, un Gerardo Zamora que aún ni siquiera insinuó intenciones de postularse pero que, por obra y “desgracia” de la oposición, puede sentirse tranquilo y llegar caminando al 2017. Si es que así lo decide.

COMPARTIR
Escribo para @elotropais_ y otros medios. Me preocupa el país por eso aporto ideas con mis notas. Soy un ciudadano del mundo que decidió vivir en Argentina

Comments

Dejar una respuesta