Cristinistas y Troskos juntos contra Macri

0
46

Sin peso, voz, autoridad ni cabida en el peronismo, y sin caja estatal para convocar, retener y movilizar por las suyas, el kirchnerismo residual busca reeditarse mezclándose y asimilándose en medio de una constelación de movimientos, agrupaciones y organizaciones sociales con más banderas que afiliados.

Este sábado, la cita fue en la localidad de Sarandí, en el recién inaugurado local partidario de Tendencia Piquetera Revolucionaria. Allí, se reunieron varias de las expresiones políticas afines al kirchnerismo que aun resisten en pie la salida del poder y la pérdida del financiamiento sin límites que desde el estado recibían.

La orden del día que motivó el mitin fue la discusión de perspectivas del armado de un espacio que llevará el nombre de Frente Ciudadano y Frente Único Anti-Macri. Y entre las consignas con que buscan “sumar” adherentes e incorporar nuevas agrupaciones resaltan algunas tales como: “Contra el PJ de los traidores”, “Macri es despidos, tarifazos, buitres, Panamá Papers y el golpe en Brasil”.

Los disertantes en la ocasión fueron Andrés “ el cuervo” Larroque, el piquetero y referente de MILES, Luis D´Elía, el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, el representante de La Tupac Amaru, Alejandro Garfagnini, y Juan Marino en representación del anfitrión Tendencia Piquetera Revolucionaria.

El kirchnerismo, o lo poco que queda de él, parece tenazmente empeñado en mostrar su agónica decadencia y sus vergonzosos estertores. Ayuntado a insignificantes movimientos y agrupaciones a los cuales supo darles entidad cuando tuvo poder y dinero, hoy busca sobrevivir plegándose, como uno más, a aquellos mismos que fueron sus satélites incondicionales en épocas de gloria y mucha convocatoria.

Abandonado, negado y criticado por gobernadores, dirigentes, diputados y senadores y hasta ex funcionarios que hasta hace apenas cinco meses juraban fidelidad eterna, hoy el kirchnerismo es una columna más en las protestas de Moyano, un bloque Massa-dependiente para lograr quórum, o minúsculos grupos de exacerbados que vociferan insultos y amenazas a todo aquello que huela a macrismo.

Un sombrío declive hacia la extinción para un movimiento que alguna vez rondó la idea de deglutirse la historia, la imagen y los nombres de Juan Domingo Perón y Eva Duarte de Perón para entronizar en su lugar a Néstor Kirchner y Cristina Fernández.

Tal vez la ex presidenta Cristina Fernández, cumpliendo con aquello de “Vive rápido, muere joven y deja un bonito cadáver..”, debió guardar en la historia y dar por finalizada toda actividad del movimiento, al que su marido y ella supieron dar vida, aquel glorioso 10 de diciembre de 2015, evitándole la actual existencia periférica y casi paria.

Comments

Dejar una respuesta