Fuerte condena de los jujeños a la corrupción

0
99

Cada vez que los medios nacionales o regionales hablan de Jujuy lo hacen indefectiblemente colando frases tales como: “una de las provincias más pobres del país”, “la provincia cuyos habitantes tienen la tasa más alta de necesidades insatisfechas”, “una de las provincias menos desarrolladas”, “una de las provincias argentinas con menos ingresos per cápita”. Y así, toda una ristra de lamentos históricos justos, porque esa es la realidad, pero a la vez indignantemente injustos por el origen y la autoría de todos estos infortunios de ninguna manera naturales sino perfectamente orquestados y llevados a cabo.

Pero gracias a la entereza de los jujeños la red de impunidad que se venía llevando acabo, parece que está llegando a su fin. El pueblo de Jujuy está saliendo masivamente a condenar los hechos de corrupción que salpicaron a su provincia y provinieron, en una buena parte, de la polémica Milagro Sala y su dudoso manejo de fondos nacionales.

Pero esa condena social, están apareciendo personajes que podrían encajar como “arrepentidos” y que se animaron a denunciar los desmanejos de la líder tupaquera. Primero fueron las organizaciones sociales que se sintieron estafadas por la compañera Sala. Ahora es el turno de la diputada provincial Mabel Balconte, ex integrante de la Tupac Amaru -la organización Social liderada por Sala. La funcionaria denunció que durante 2014 y 2015 la dirigente se reunió todos los meses con Máximo Kirchner en la quinta de Olivos para entregarle parte del dinero que la Tupac recibía del gobierno nacional de Cristina Kirchner para construir viviendas en Jujuy.

Esas vergonzosas “postales” que ya casi identifican al pueblo jujeño son los funestos frutos malditos que han dejado políticos y dirigentes ladrones, estafadores, corruptos e hipócritas, que se hicieron elegir engañando a la gente con seductoras mentiras cuidadosamente escogidas y prometidas, cuando en su interior sabían que su única ambición era el robo para el enriquecimiento personal y de sus cómplices.

Balconte, integró la organización Tupac Amaru desde 2007 hasta hace pocos días y está imputada en la causa por la que Sala está presa por supuesta asociación ilícita, fraude a la administración pública y extorsión. Pero al tener fueros parlamentarios, la diputada sigue en libertad. Es por eso que salió a hablar.

Historia marcada por la corrupción

Lo más cínico y aberrante de esta trágica historia popular, es que los mismos que provocaron la ruina fueron los que luego acudían a los gobiernos nacionales en busca de auxilio financiero, narrando desgarradoramente las miserias que padecía el pueblo jujeño. ¿Cómo no narrarlas detalladamente, se eran ellos mismos los autores?. Y una vez que “conmovían” al gobierno nacional relatando acongojados las penurias de su gente, la rueda infame comenzaba un nuevo ciclo: llegaban los fondos, se los repartían entre ellos, se daban vidas de duques, tiraban algunos vueltos miserables a los reales y justos destinatarios, y se encerraban en sus magníficas residencias a esbozar más promesas y más excusas.

No necesito ir demasiado lejos. Ahí tienen al ex gobernador Eduardo Fellner y toda su gavilla delictiva que actuó camuflada de gobierno provincial, y que durante años esquilmó, hundió y pisó la cabeza de los humildes. Pero al parecer no “daban abasto” en su abyecta labor, por lo que “asociaron” a la rea Milagro Sala, quien demostró desde el principio una admirable aptitud y una encomiable entrega personal para el sometimiento, la degradación, la explotación y la humillación de sus propios hermanos, amén de volverse una experta en el arte de hacer desaparecer millones de pesos destinados a los pobres ilusos que la seguían esperando la dignificación tan anhelada.

Y como donde hay maestros (en este caso desgraciadamente) hay discípulos: “El Tribunal de Cuentas de Jujuy, conminó al ex intendente de Libertador General San Martín, Jorge Alé, y a algunos miembros de su gabinete, la devolución de 35 millones de pesos por obras cobradas y que nunca fueron realizadas. Las observaciones realizadas fueron por la rendición de cuentas del período 2013. Por estos días se detectó otro faltante de más de 18 millones de pesos, por lo que “el monto total que el Tribunal de Cuentas le exige al ex intendente Ale supera los 70 u 80 millones de pesos”, asegura el diputado provincial, Marcelo Llanos, que ha presentado más de 20 denuncias por malversación de fondos contra el jefe comunal”.

Cárcel y que devuelvan la guita

Como dicen en todos lados: “la corrupción mata”. Por eso, lo más justo y necesario es que todos ellos sean juzgados, condenados y encarcelados por todo el daño, la muerte, las penurias y delitos que cometieron, y que todo el país sepa con pormenores, cifras y nombres de quiénes fueron los partícipes y ejecutores.

No solo por la necesidad de justicia que apremia a todos los que padecieron su yugo, sino también para que de una vez y para siempre se limpie el honor de cientos de miles de jujeños que desde hace décadas deben cargar no solo con su pobreza sino también con su desesperanza de la clase dirigente.

Es hasta casi pornográfico enterarnos que una organización social que tenía la responsabilidad de llevar dignidad a los que menos tienen se dedicaban a llevar millones de pesos que pertenecían a todos lo jujeños a la habitación de un hotel en Lima 265, en el barrio de Monserrat; donde Sala volvía a contar los billetes y luego se reunía a solas con Máximo y con Andrés “El Cuervo” Larroque en Olivos. Esos encuentros eran organizados por el dirigente de la Tupac “Coco” Garfarini.

Jujuy es un pueblo de trabajadores y sacrificados que busca mediante el esfuerzo propio el progreso, la prosperidad, el bienestar colectivo y un futuro más brillante para ellos y los que vendrán y no merece los parásitos que los condenan a la miseria.

Comments

Dejar una respuesta