Otro femicidio en Salta: Alejandra Párraga y su hijo murieron envenenados con cianuro

0
34

Un nuevo caso de femicidio por envenenamiento conmociona a Salta. Son 14 en lo que va del año. Alejandra Párraga, de 26 años y de su hijo Amir, de tan sólo 2 años, murieron envenenados y la familia de los fallecidos apunta a su novio, Franco Rodrigo Gaspar Cinco, quien es acusado de suministrar cianuro a Alejandra y su bebé.

El envenenamiento de Párraga, y de su hijo, ocurrió el 5 de junio en horas de la tarde en la vivienda que residían, en calle Gorriti al 800. El acusado habría llevado a la casa de la familia una botella con “agua bendita” que porque supuestamente el menor estaba enfermo. Cuando médicos forenses del CIF informaron la presencia de Cianuro como resultado del estudio toxicológico después de realizarle la autopsia, por ese motivo la fiscalía ordenó la detención del novio de la joven, quien fue arrestado en horas del mediodía cuando se realizaba el velatorio de las víctimas. El arresto fue realizado por efectivos de Homicidios.

Alejandra daba clases particulares de Matemática y Física en su casa, en la que vivía con sus padres, su hijo y su hermana Gabriela, que daba clases de inglés. Un estudiante de secundario, vecino de los Párraga y que estudiaba con Alejandra, expresó a La Gaceta de Salta su consternación. “Eran buena gente, ella era churita”, dijo. También sostuvo que en la casa eran todos buenos, que se llevaban bien. Dijo que ayer salió por las sirenas y llegó a mirar dentro de la casa: “estaba todo tirado y desordenado”, describió.

Los hechos

Cerca de las 16.30 del lunes empezó la pesadilla cuando el menor empezó a convulsionar tras ingerir el líquido que había llevado Gaspar Cinco en una botella plástica de color morado, similar a la que se usa en los gimnasios.

Tras la negativa del niño a beberla, su madre tomó primero y luego se la pasó al niño, contó el hombre.

Por la demora de la ambulancia, él junto a su mujer y otra de las hijas, cargó a Amir en su auto particular y lo trasladaron a la clínica privada Santa Clara de Asís, mientras le realizaban tareas de reanimación.

Con signos vitales débiles, el menor fue asistido rápidamente por los profesionales, quedando en terapia intensiva, aunque no lograron salvarle la vida.

Mientras tanto, en su casa, la madre del menor también se descompensó y fue trasladada en ambulancia hasta el hospital San Bernardo, en compañía de Gaspar en todo momento, arribando sin vida al nosocomio.

COMPARTIR
Queremos hacer algo que te informe, que te guste y que en algo te cambie. No pedimos mucho, sólo que nos leas.

Comments

Dejar una respuesta