Economías regionales, mejor pero falta mucho (1)

0
50

hcAZkv1yPor Félix Piacentini
@flxpiacentini

Columna publicada el 3 de enero de 2017.

Con una devaluación nominal de casi un 60% frente al dólar y la eliminación de retenciones a las exportaciones la intuición nos dice que las economías regionales tienen que estar mejor que hace un año. Y por suerte lo están, aunque todavía muchas siguen sufriendo y el camino hacia una recuperación plena todavía no está completado. Hablando de lo que tradicionalmente conocemos como economías regionales, y excluyendo cultivos extensivos como los granos, el monitoreo de las exportaciones de 24 productos primarios que se producen a lo largo y ancho de nuestro país y la comparación del acumulado a octubre de este año con el mismo período de 2015 nos permite observar lo siguiente:  1) a octubre de 2016, 10 exhibían subas en los volúmenes despachados al exterior y 14 bajas. El año pasado y para el mismo lapso de tiempo las bajas alcanzaban a 18 de estos productos mientras que sólo crecían 6. 2) 13 de los productos que mostraban disminuciones en cantidades exportadas en 2015, ahora continúan cayendo pero menos y 3) 5 de los que se contraían ahora crecen.

unnamed
Fuente: NOAnomics con base en Senasa.

Es decir, están mejor, pero todavía falta mucho. Entre los 4 factores que ayudaron figuran : 1) una mejora del Tipo de Cambio Real Multilateral (ITCRM) del 13,7% versus una apreciación del 22% que enfrentaron durante 2015, 2) la mencionada eliminación de las retenciones a las exportaciones que promediaban 5 puntos para este tipo de productos, 3) una reducción del costo salarial en dólares del 17% contra el aumento del 9% que se dio en 2015 y 4) una reducción del 21% en el flete camionero en dólares (para 300 km) cuando el anteaño pasado se habían encarecido un 12%. Obviamente estos dos últimos factores ayudaron más a aquéllas que exportan la mayor o gran parte de su producción. Claro, con una inflación menor, o una devaluación mayor, o ambas, la recuperación habría sido más contundente.

Fuente: NOAnomics. Salarios a octubre, devolución IVA a noviembre.
Fuente: NOAnomics. Salarios a octubre, devolución IVA a noviembre.

El problema es que mientras que la inflación y nuestros costos internos sigan su camino, y en la medida en que el ritmo de depreciación del tipo de cambio nominal sea igual o menor en 2017, la situación de las economías regionales no mejorará demasiado en el mediano plazo hasta que el gobierno pueda reforzar los pilares fundamentales de una competitividad genuina. Estos son la mejora en la infraestructura de transporte y logística, una reforma tributaria que suprima impuestos distorsivos anti exportación acompañada de menor carga fiscal, y una mayor penetración del crédito en el sistema productivo. En este sentido el paraguas de la devaluación originada por el sinceramiento post cepo, hasta que estos pilares puedan eregirse plenamente, es bastante chico y repele menos agua de lo que hubiera sido deseable.

Y es que en algunos de estos aspectos fundamentales 2016 presentó retrocesos. La devolución del IVA a las exportaciones habría sido sólo un magro 0,7% de la recaudación neta de este tributo (en 2015 fue de 1,2%). En lo que se refiere a la inversión pública, y como fue la variable de ajuste para no empeorar todavía más el déficit consolidado, los Gastos de Capital de Nación más Provincias pasaron del 4,9% del PBI al 4,1%; reduciéndose casi un punto porcentual en relación al tamaño de la economía. Y aunque el gobierno nacional hizo un esfuerzo asumiendo el importante costo fiscal que significó la supresión de retenciones, las provincias en donde en definitiva se encuentran las economías regionales no acompañaron con medidas tendientes a fortalecer su competitividad. El nivel de presión fiscal de las provincias se mantuvo sin modificaciones en unos 5,4 puntos del PBI.

Es entendible que en un año no se puede revertir el daño de la política anti producción y anti exportación del gobierno anterior. Los números así lo evidencian. Lo importante es no perder el norte de las reformas necesarias y tratar de que la coyuntura no las retrase. El retorno de los reintegros a las exportaciones de algunos productos regionales anunciado esta semana ayuda, pero en la medida que sólo sea una medida transitoria que no posponga la corrección de las deficiencias estructurales mencionadas. Estamos mejor, pero todavía falta mucho. A no distraerse.

COMPARTIR
Queremos hacer algo que te informe, que te guste y que en algo te cambie. No pedimos mucho, sólo que nos leas.

Comments

Dejar una respuesta