17 días, la corrupción

0
133

Esta mañana en un acto en Gettysburg, Pennsylvania, Trump presentó lo que llamó un contrato con los americanos. Que es un plan para sus primeros 100 días al frente de la Casa Blanca.

No hay que ser ingenuos y esperar que si el milagro sucede, entonces Trump cumpla en 100 días lo que hoy prometió al american public. Lo que significa es una mirada del futuro inmediato de lo que perseguirá (de conseguir) la próxima administración si le toca a Trump gobernar Estados Unidos.

En esos 5 puntos Donald Trump se comprometió a derogar los decretos (executive actions) que sean inconstitucionales, por supuesto que esto supone un problema porque quién y como se determinará esto, es posible que tome mucho más de 100 días. Pero esa promoción tiene una intención clara y es revisar los innúmeros decretos de los últimos meses de la administración Obama cuando este comenzó a sacarlos con mucha rapidez y facilidad debido a que se le rompió el consenso bipartidario en el Congreso de los Estados Unidos.

Segundo se comprometió a iniciar el proceso de selección que complete la corte suprema tras la muerte del juez Scalia

Tercero propone cancelar el envío de dinero a todas las ciudades que ofrezcan refugio a inmigrantes ilegales. sanctuary cities.

El cuarto y quinto punto del contrato que le ofreció al público se parecen mucho porque básicamente promete expulsar criminales que viven ilegalmente en los Estados Unidos y al mismo tiempo suspender la inmigración, que tantas veces se confunde con visita, de países que cobijan terroristas.

Un candidato presidencial que propone medidas severas para tratar de mejorar la seguridad nacional, seguridad que ha sido golpeada en los últimos años con ataques de ISIS en el propio territorio estadounidense. Parece una locura, ¿no?

Entre otras propuestas el candidato republicano propuso normas que tiendan a restringir el establishment actuando en política para tratar de iniciar un proceso de restauración ética en Estados Unidos entre política y grandes grupos económicos.

La verdad es que uno ve House of Cards y se alarma lo mezclado que están esos intereses. Pero no es más que una ficcionalización de lo que sucede en la vida real y cualquier congresista de los Estados Unidos en off reconoce que eso es un problema.

Trump propuso ya hace unos días además un proyecto de ley que limite la reelección indefinida de los congresistas, parece poco viable pero lo posiciona en una posición de búsqueda de transparencia. Lo que luce como una estrategia consistente con tratar de mostrar que enfrente no solo hay una demócrata que hace 30 años vive de la política. Que no es solo alguien que le mandaba a gente paga a pudrirle los actos, sino que eso es parte de un entramado de corrupción que Trump, se propone, como un antídoto para frenar tanta corrupción evidente.

Secretary Clinton tuvo muchos inconvenientes y finalmente ninguna respuesta concreta cuando el 19 de Octubre en Las Vegas fue consultada sobre la plata que recibía en su fundación para hacer lo que sus donantes le ordenaban, o los wikileaks que revelan a Secretary Clinton hizo lo que había que hacer para que sus amigos donantes fueran los que obtuvieran las licitaciones para reconstruir Haití mientras ella era Secretaria de Estado en el primer mandato de Barack Obama post terremoto en la isla.

Mientras terminamos de redactar estas líneas, Trump realiza su tercer acto del día esta vez en Cleveland, Ohio. Hoy anteriormente estuvo en Gettysburg, luego en Virginia Beach y cierra el día en otro swing state.

Trump tiene 3 encuestas que lo favorecen. La inmensa mayoría del resto de las encuestas dicen que pierde. Pero muchas de estas son encargadas por medios que cubren 100% del tiempo negativamente a Trump, de modo tal que eso genera menos confiabilidad por dos razones: una porque no sabemos la diversidad de la muestra, solo en la mayoría de los casos su margen de error en base al número de encuestados y segundo que si la telefónica se presenta (o aún si no) es posible que el encuestado por vergüenza no admita que votará por Trump el 8.

Como venimos diciendo hace semanas. El Brexit y el referéndum colombiano son pruebas cabales de lo que pasa con las pronosticadoras como 538 y otras encuestas que fallaron estrepitosamente en sus mediciones. Trump, podría estar perdiendo por 15 puntos y no lo sabemos, aunque no parece el caso, o podría estar ganando por 5 y tampoco lo sabemos.

No hay mucho más que podamos saber hasta el 8. Y después de todo apenas faltan 16 días y unas cuantas horas.

Comments

Dejar respuesta