15 días, Obama histórico

0
107

Usualmente se denomina al presidente de los Estados Unidos, commander in chief (comandante en jefe). Pero hace unos meses, tal vez un poco más de un año si rastreamos los primeros artículos publicados al respecto, al presidente Obama muchos críticos de su doble discurso sobre inmigración lo comenzaron a llamar “deporter in chief”. En mi opinión es una pena que Donald Trump no haya puesto más énfasis en el hecho de que el presidente Barack Obama deportó más inmigrantes ilegales que cualquier otro presidente en la historia de Estados Unidos, de acuerdo a datos provistos por el propio gobierno de los Estados Unidos. De hecho como dice la nota de ABC, la administración Obama deportó más personas que la suma de todas las presidencias juntas del Siglo XX. Interesante, ¿no? Dice el texto de la cadena demócrata: According to governmental data, the Obama administration has deported more people than any other president’s administration in history.

In fact, they have deported more than the sum of all the presidents of the 20th century.

Trump no enfatizó demasiado en este hecho, seguramente, para no afrontar el riesgo de ser señalado como alguien con doble discurso al respecto. Cómo podría él quejarse de que Obama echó mucha más gente que ningún otro presidente si uno de sus caballitos de batalla es deportación inmediata de criminales.

Sin embargo, no haber encontrado una fórmula que le permita evidenciar con mayor énfasis el doble discurso demócrata en general y de Clinton en particular, que jamás puntualizó en ningún acto o entrevista que la política de deportación de inmigrantes de Obama tiene algo malo o parecido. Pocos medios y ninguno mainstream rescató que Trump puntualizó en el debate que Obama echó millones de ciudadanos de Estados Unidos en su administración y sin embargo nadie lo menciona. Solo salieron notas muy menores como esta. Trump le contestó eso a Hillary Clinton cuando esta lo atacaba por su plan de política migratoria.

Las últimas dos semanas, que comienzan mañana, para que la gente masivamente concurra a votar el próximo CEO de Estados Unidos parecen tener un giro en la campaña tanto de Trump como en la de Clinton.

Clinton, dijo ayer que pensaba dejar atrás los ataques a Trump y que no le interesaba más qué hacía o qué decía Trump. Pero la promesa no la pudo cumplir más de 24hs en honor a la verdad y esta tarde en Manchester, New Hampshire, le dio duro y parejo a Trump diciendo que hace años que denigra los Estados Unidos y trajo un aviso, de mediados de los años 80s, en el cual Trump Corporation pagó un aviso en dónde supuestamente Trump castigaba al presidente Reagan.

No pudo, Secretary Clinton, contenerse. También insistió en su rally de hoy que después de tres debates contra Trump, ha mostrado tener suficiente capacidad y resistencia para ser presidente.

Por su parte la campaña de Trump parece más enfocada en los últimos días atacar duramente, tan duramente como pueda a Hillary Clinton, por la enorme cantidad de irregularidades que cometió y los delitos por los cuales debería pagar cuentas en la justicia y salió indemne debido a jugadas terriblemente sospechosas de la administración Obama, del Departamento de Justicia, del FBI y por supuesto de la AG de Estados Unidos Loretta Lynch, una suerte de Gils Carbó designada por el Presidente Obama que no hace más que fallar a pedido del actual presidente y eventualmente de la administración Clinton. Recordemos que la Procuradora General de la Nación se reunió y conversó durante 40 minutos en un avión con el ex presidente Bill Clinton y casulamente 48hs antes fue exonerada por la causa de los emails.

La última encuesta que tenemos disponible dice que la candidata demócrata Hillary Rodham Clinton se encamina a paso firme hacia la Casa Blanca con ventaja de 5 puntos. Tanto es así que hoy la campaña de Clinton reveló que comenzaron las reuniones de transición con los equipos del presidente Obama. Esperemos que por su bien no sea un exceso de confianza, porque solo agrandará el tamaño del ridículo.

Comments

Dejar respuesta