13 días, batalla cuerpo a cuerpo

0
108

Mientras diluvian encuestas con números de todo tipo y color, nos vemos forzados a mirar más cosas para tratar de entender qué está pasando.

Mientras es la madrugada entrada en Europa Central en Carolina del Norte, el candidato republicano al pie del Boeing 757 pintado de negro, que dice Trump y que fue bautizado como el Air Force Trump, hace delirar a una multitud con sus palabras de siempre: el muro para prevenir la inmigración ilegal de México, el contrato con los norteamericanos que le pondrá límite a los mandatos en el congreso para que estos no se eternicen en el congreso, y varias medidas que tienden a prevenir una estructura demasiado corrupta para el promedio de los estadounidenses.

Hillary Clinton cometió un blooper rarísimo hoy, felicitándose a si misma por su cumpleaños y soplando la velita antes de tiempo al decir, felicidades a la futura presidente. Es extraño este tipo de fallidos para alguien que se supone es la candidata de los jóvenes más que Trump. Honestamente los números no corroboran demasiado eso, según qué encuesta miremos.

Mientras hoy hizo campaña en Tampa, Hillary Clinton, Trump refuerza su discurso en Carolina del Norte diciendo que Estados Unidos debería sacarse definitivamente de sus vidas a la familia Clinton.

Algunos números como la encuesta de FOX News que lo muestra recuperando 3 puntos en solo una semana y a 3 de Clinton, 4 abajo le da Reuters/IPSOS. Bloomberg hoy publicó una encuesta que lo pone a Trump arriba por dos puntos en Florida. Esto no puede ser menos que una profunda decepción para la campaña de Clinton, puesto que después de una campaña sin precedentes y con todos los medios agarrándose de los escándalos que pudieran lastimar  a Trump y protegiendo los bochornos que salpican por todos lados la figura de Hillary Clinton no pueden afirmar una victoria en Estados claves para ganar la elección.

Puesto más claro: Ni Clinton ni Trump tienen un camino claro hacia a la Casa Blanca si por ejemplo no ganan Florida. Ya son muchas las encuestas que lo dan a Trump arriba en Nevada, Ohio, Iowa y North Carolina. Pero sin embargo Donald Trump necesita a todo eso sumar Colorado y/o New Mexico, este último parece un poco lejano y Michigan o Pennsylvania. Michigan de acuerdo a la mayoría de las encuestas después del carpetazo de Billy Bush, que le tiró el propio partido republicano en combinación con la campaña de Hillary Clinton, también parece haber quedado fuera del alcance de Trump, aunque como venimos anticipando no podemos saber cuál será el volumen en noviembre del voto vergonzante. Este es el voto que no asume públicamente ante ninguna encuesta que votará a Trump para no ser catalogado de xenófobo y muchas otras manchas públicas que significa ser un votante de Trump, y esto desde luego es el mayor éxito hasta ahora de la campaña de Clinton, haber logrado con una mano inconmensurable de los medios instalar que ser un votante de Trump es algo así como tener lepra.

La democracia muchas veces, últimamente lo hemos visto en votaciones como las del Brexit y/o el referéndum colombiano, se resuelve de una manera distinta a como la gente usualmente cree. Es por sobre todas las cosas un acto privado. El votante puede ser persuadido, pero realiza muchas veces opciones y elecciones que van más allá de lo que puede explicar y defender en público. Por eso las encuestas que están teñidas de demasiada difusión y adjetivación dejaron de ser lo confiable que era.

Cuál será la dimensión de ese número en menos de dos semanas es la pregunta que queda por responder. Parece que el CM (comunity manager) de Secretary Clinton está muy confiado que será insuficiente para no consagrar a la candidata demócrata y parece ser que Clinton piensa igual, caso contrario ese tweet se habría borrado o rectificado.

Comments

Dejar respuesta